martes, 9 de febrero de 2010

Flora y fauna de los arroyos


Salvo en los alrededores de la población en que abunda el olivar y la tierra se utiliza para el cultivo de cereales, en el resto del término municipal la vegetación que predomina es el bosque mediterráneo de hoja perenne, formando por encinas y, en menor grado, por alcornoques con monte bajo de matorral que en función de la orientación lo componen jaras, brezo, aulaga, romero, tomillo y retama principalmente. En los arroyos la flora es distinta predominando la adelfa, juncos, zarzas y, en algunos casos como en el arroyo de Valquemado, helechos.
La Rivera del Múrtiga presenta una vegetación muy peculiar, generalmente de hoja caduca, que le otorga en todas las estaciones del año bellas panorámicas.
La rica cubierta vegetal es soporte de una fauna que debió de ser mucho mayor en tiempos pasados. (El lobo por ejemplo desapareció no hace más de 15 años). No obstante existen mamíferos de gran porte como el jabalí y el ciervo, y otros de menor talle como el zorro, la garduña, la comadreja, el meloncillo, la gineta, el tejón, gato montés, lirón, erizo o ratón de campo.
Los reptiles más característicos son la culebra común, la víbora y el lagarto.
Entre las especies de aves que anidan están el azor, el milano, el águila culebrera, el buho real, el mochuelo, la lechuza y la cigüeña negra. Otras como la cigüeña blanca, la tórtola, perdiz, alubilla, mirlo, gorrión o jilguero forman parte del paisaje cotidiano de Encinasola.
En el curso de arroyos y la Rivera del Múrtiga destacan aves como el martín pescador, reptiles como el galápago o la culebra de agua y peces como la boga y el barbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada